Una pintura para interiores que contiene un insecticida contra el mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue, el zika y la chikunguña, es la nueva alternativa para controlar la propagación de estas enfermedades, que azotan no solo a Costa Rica sino a muchos otros países de Latinoamérica.

Se trata de una solución llamada Anti-Insectos Celco, a base de agua, la cual funciona contra todo tipo de insectos y ácaros.

El insecticida presente en la pintura es una emulsión que afecta el sistema nervioso de los mosquitos. Este se libera lentamentey, además de matarlos, regula el crecimiento y la reproducción de estos. Su efecto puede durar hasta un año.

El producto no libera olores y tampoco es tóxico para las personas ni para los animales que estas tengan en sus casas, aseguró Rodrigo Marín, coordinador nacional de control de vectores del Ministerio de Salud.

“Es una alternativa más de control de vectores. Seguimos pensando que la destrucción de criaderos es fundamental; sin embargo, consideramos que esta es una alternativa de control. Las pruebas hechas dan un 100% de efectividad. O sea, que una escuela pintada con este producto, es una menos que tenemos que fumigar en el Ministerio”, expresó el médico.

LEA: Así es el Aedes aegypti, un mosquito que tiene en vilo al continente.

Según comentó el profesional en salud, él mismo participó en los procesos para probar la efectividad del producto, durante un año.

“Se pintaba una superficie con la pintura y, metidos los mosquitos en conos, se sometían a esta. Lo mismo se hizo con otros mosquitos en un espacio que no tenía producto. Los que tenían el insecticida, se morían todos; los otros seguían vivos”, explicó Marín.

Luis Fernando Serrano, gerente administrativo financiero de Celco de Costa Rica, empresa creadora de la pintura, dijo que, aunque se maneja como un producto para aplicar en interiores, también funciona para exteriores.

LEA: Dengue, chicunguña y zika amenazan a mitad de población de las Américas.

“Está diseñada para interiores porque el enfoque es proteger los ambientes internos; normalmente, es dentro de los hogares donde se colocan los insecticidas y la idea es que también colabore con la acción de estos, pero, de igual manera, es apta para las partes de afuera de las casas”, aseveró.

Talento local

Un equipo de cuatro profesionales compuesto por tres químicos y un farmacéutico ticos, además de un bioquímico guatemalteco, tardaron dos años y medio elaborando la pintura.

“Hace unos tres años detectamos que la región centroamericana se está viendo muy afectada por el dengue, el zika y la chikunguña, entonces decidimos desarrollar un producto que contribuyera al control los vectores que propagan esas enfermedades”, prosiguió Serrano.

Como parte de su estrategia de proyección social, la compañía pintó con su producto, en forma gratuita, todas las aulas de la Escuela Clemente Avendaño, ubicada en Ujarrás, en el cantón de Paraíso de Cartago.

La acción se llevó a cabo porque el centro educativo presentaba problemas de plagas de mosquitos, debido a su cercanía con la represa de Cachí.

Por ese mismo motivo, la firma donó pintura a la iglesia de la comunidad de Ujarrás, de manera que se puedan disminuir las plagas que molestan a los feligreses.

Según contó Marín, ya han tenido acercamientos con el Ministerio de Educación (MEP), con el fin de establecer una estrategia para pintar otros centros educativos, sobre todo de áreas rurales.

La pintura está disponible a un precio de ¢9.900 el galón y ¢43.900 la cubeta de cinco galones, más el impuesto. 

Por el momento, viene en los colores blanco, blanco hueso, marfil, menta, terracota y verde agua.

Se puede adquirir en Celco Costa Rica, ubicado en el Alto de Ochomogo, Cartago, 50 metros al oeste de la bomba Cristo Rey, o en más de 500 distribuidores ferreteros en todo el país.

Fuente Original