Sucesos

Ipís, Goicoechea


El cadáver del joven quedó a la orilla de la calle

Autoridades judiciales investigan las causas que mediaron en la muerte de un joven de 22 años, quien recibió cuatro impactos de bala durante un ataque provocado por dos sujetos que viajaban a bordo de una motocicleta.

Los hechos ocurrieron durante la madrugada cerca de la escuela pública de Ipís en Goicoechea, San José.

Al fallecido lo identificaron como Luis Felipe Bone Brizuela, vecino de esa localidad.

De acuerdo con informaciones preliminares suministradas por la policía judicial, el muchacho se encontraba compartiendo junto a varios amigos en una alameda del barrio.

En determinado momento, dos hombres a bordo de una motocicleta se acercaron y el tipo que viajaba en la parte de atrás sacó un arma de fuego calibre 9 mm con la cual disparó en múltiples ocasiones contra el grupo de hombres que estaban en vía pública.

Bone cayó al suelo de forma inmediata con cuatro heridas, mientras que una segunda víctima de apellidos Cárdenas López recibió un impacto de bala en una pierna, aunque este último logró huir del sitio para refugiarse en las cercanías de una casa.

Los vecinos y amigos de las víctimas dieron aviso a las autoridades sobre el hecho.

Unidades de la Cruz Roja se desplazaron hasta la escena donde intentaron estabilizar a Bone, pero después de unos minutos confirmaron que estaba sin vida.

“Nos despachan para atender dos personas heridas con arma de fuego producto de un presunto tiroteo, al llegar al lugar encontramos dos pacientes masculinos con varios impactos, uno de ellos lastimosamente sin signos vitales, el mismo es declarado fallecido en la escena mientras que el segundo es llevado al centro médico para valoración inmediata”, dijeron en Cruz Roja.

Álvaro González, jefe de la sección de Homicidios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), confirmó que Bone tenía antecedentes por delitos contra la propiedad como robo agravado y receptación (compra de artículos robados), mientras que Cárdenas posee expediente por homicidio. 

Oficiales de la Fuerza Pública custodiaron el sitio y comenzaron una serie de despliegues con el fin de ubicar a los presuntos pistoleros que iban en la moto.

Agentes judiciales se hicieron presentes en la zona del crimen para realizar el levantamiento del cuerpo del joven con el fin de trasladarlo al Complejo de Ciencias Forenses en San Joaquín de Flores, Heredia.


Fuente Original